Tecnología

La casa de Steve

A Diego siempre le ha apasionado todo lo relacionado con el misticismo y la “heroicidad” de genios revolucionarios de Silicon. Pero a veces su entusiasmo no conquista ni a los propios americanos, que de por sí saben vender la moto (aunque esté rota), y enseguida escupen “awesome!” (genial).

10 p.m.-Mountain View

Diego: “Saba, le he dicho a Conchi de ir a ver la casa en donde Steve Jobs creó Apple, que esta bastante cerca y puede estar bien”.

(Todo esto se debe a que él se estaba leyendo la biografía de Steve Jobs y quería palpar la realidad de primera mano. Así que convenció a Saba, un amigo de aquí, para ir con su coche).

Saba (con cara de escéptico): Ok…

10.30 p.m- Mountain View, pero en el coche

Diego: “No hace falta GPS, sé dónde está esa calle”

Pero se le olvidó recordar que todas las calles en esta zona parecen clones…Son casas que para un primerizo son preciosas, pero tan similares, que es como si tuvieras “Déjà vús” constantes conforme conduces.

Saba: “Bueno…ok…”

11.30 p.m.- Los Altos, seguimos en el coche

Saba: “Diego, has dicho que estaba a 10 minutos en coche y no hacemos más que dar vueltas como tontos por las mismas calles”.

Diego: “¡Juro que estaba aquí, o al menos eso es lo que decía el libro!”.

Yo callada. Observante, como siempre. Pero ya me imaginaba que la cosa no tiraba bien. Cuando convives tanto tiempo con Diego sabes que es de emociones fáciles. Si se emociona rompiendo la yema de un huevo, seguro que este caso no sería menos y acabaría en tragedia.

Saba: “Dime la dirección exacta, por favor…”

Diego: “2066 de Crist Drive”

Saba: “Voy a ponerlo en el GPS, porque sino igual a Steve Jobs le da tiempo a nacer otra vez”.

Diego siente su ego y sentido de la orientación heridos, pero en el fondo le da igual. Sólo desea hacerse una foto en la casa de su Dalai Lama.

Saba: “Pero si es como dice el GPS…¡lo menos hemos pasado 50 veces con el coche, Diego!”. Bueno…vamos, la vemos, y por fin nos dejamos de hostias”.

Según el GPS estábamos a un minuto desde nuestra última localización. El recorrido fue tenso, a la búsqueda de una placa conmemorativa, o al menos unas cuantas velas a modo de homenaje…

GPS: “Su destino está a la derecha”.

Los tres giramos la cara. Permanecemos callados durante unos breves pero eternos 10 segundos. La casa, como las millones de casas que llenan vecindarios enteros. Ni placa, ni velas, ni gente. Sólo silencio y una casita del montón. Sin más.

apple_garage

Saba: “…

…Eres un capullo…¿Para esta mierda llevamos más de una hora en el coche? ¿Para ver una mierda de casa que es normal y corriente?”

Diego: “Sí…¿Pero no ves que el diseño de Apple coincide algo con  la arquitectura de la casa? Se inspiró en ella”

Algo había que decir ante la indignación del momento. Pero lo único de diseño Apple que encontrabas es que la casa tuviera cristales.

Saba:

Diego:

Y eso es lo que tiene esta zona, que lo “histórico” resulta tan tremendamente nuevo, especialmente para un europeo, que todavía ni siquiera es saliente.

Quién sabe, igual los futuros tataranietos viajen hasta aquí en unos años como si fuera La Meca. Nosotros de momento, podremos decir de mayores que estuvimos en casa de Steve. Aunque fuera vista desde el coche como una casa sosa. Extremadamente sosa.

Categorías:Tecnología, Todas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s